Inversión pública sin racismo, discriminación y con igualdad de género

marzo 8, 2024 7:00 am

Las mujeres y niñas rurales e indígenas han sido históricamente excluidas de las políticas públicas, los programas y proyectos estatales.

Según datos del Ministerio de Finanzas Públicas (MINFIN) en 2022, de un presupuesto nacional de más de 100 mil millones de quetzales, solo el 2% fue destinado por el Ejecutivo a programas y actividades para promover los derechos de las mujeres.

Por otro lado, las municipalidades asignaron un 3%, mientras que otras entidades autónomas y descentralizadas apenas invirtieron 1% de sus ingresos totales en actividades en pro de los derechos de las mujeres.

Las deudas del Estado con las niñas y mujeres rurales e indígenas son significativas. La tasa de impunidad por delitos de violencia de género alcanza el 98%; solo el 20% de las diputaciones en el Congreso son ocupadas por mujeres; se estima que un 6.5% de los propietarios de tierras son mujeres; apenas el 34.1% de las mujeres inscritas en el sistema educativo son mayas; la desnutrición aguda y crónica se concentra en zonas indígenas y rurales. Además, el Estado persigue a lideresas y defensoras de la tierra y permite la explotación laboral de niñas y mujeres indígenas, impidiéndoles el pleno ejercicio de sus derechos.

En este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, desde Fundebase reiteramos nuestro compromiso en la defensa y promoción de los derechos humanos de las mujeres indígenas y nuestro acompañamiento en sus luchas.

Insistimos en el llamado al Gobierno de Karin Herrera y Bernardo Arévalo para que priorice a las niñas y mujeres indígenas en las políticas públicas, programas, proyectos, permitiéndoles desarrollar sus proyectos de vida, para que ellas puedan contribuir al progreso de sus comunidades y del país.

Asimismo, exigimos el cese de actos discriminatorios y racistas, como desalojos violentos, criminalización y represalias contra líderes, lideresas, familias y comunidades que defienden la Madre Tierra y sus territorios comunales.

A los diputados y diputadas del Congreso de la República, les recordamos su responsabilidad en la aprobación de leyes que garanticen el pleno desarrollo de las mujeres, en especial de las mujeres indígenas, tales como:

  • Ley de Desarrollo Económico de las Mujeres, iniciativa 5452;
  • ley para la dignificación de la mujer indígena, iniciativa 6138;
  • ley para la protección de la propiedad intelectual colectiva sobre los textiles e indumentaria de los Pueblos y Comunidades Indígenas de Guatemala; iniciativa 6136;
  • ley sobre biodiversidad y conocimientos ancestrales, iniciativa 6086; entre otras.

Por último, instamos a todas las instituciones estatales a nivel local, regional y nacional a cumplir con la legislación nacional e internacional sobre los Derechos Humanos de las Mujeres, principalmente la Recomendación General 39 sobre los derechos de las mujeres y las niñas indígenas, de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), emitida en 2022.

Nada sobre nosotras, sin nosotras.

¡Con todas las mujeres, Florecerás Guatemala!

Guatemala, 8 de marzo de 2024                         Iximulew, Kajib’ Tz’ikin


Categorizado en: ,


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.