Jornadas de lucha por la Justicia y defensa del futuro del país

marzo 12, 2021 12:12 pm
La movilización recorrió las calles de la Ciudad de Guatemala del 9 al 11 de marzo.

Del 9 al 11 de marzo, como integrante de la Asamblea Social y Popular y de la Coordinación Nacional Maya Waqib’ Kej’, Fundebase participó en las “Jornadas del lucha por la Justicia” y defensa de las garantías constitucionales y la Democracia.


Autoridades Ancestrales, hombres y mujeres, jóvenes, niñas, niños y adultos mayores provenientes de las regiones Ixil, Q’eqchí’, Kaqchikel, Mam, Poq’omam, Xinka y de otra regiones afectadas por las tormentas ETA e IOTA, olvidadas por un estado racista que responde a intereses de las mafias empresariales y militares nacionales y transnacionales, marcharon durante tres días consecutivos, en jornadas diarias de más de ocho horas, por las calles de la Ciudad de Guatemala para rechazar las acciones del Pacto de Corruptos que amenaza las sentencias contra la minería, hidroeléctricas y las libertades de organización, de expresión, de manifestación y favorables a la devolución de las tierras ancestrales.


Durante las movilizaciones, a las que también se sumaron colectivos urbanos como la agrupación “Landivarianos”, la Asociación de Estudiantes Universitarios “Oliverio Castañeda de León”, la Convergencia de distintos movimientos religiosos CENTINELAS y ciudadanía a título personal, se denunció “la captura de la Corte de Constitucionalidad, último bastión de la Democracia”, tras los nombramientos ilegales e ilegítimos por parte de cuatro de los cinco órganos electores de las magistraturas constitucionales: Ejecutivo, Legislativo, Judicial y el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, instancias que designaron a hombres y mujeres vinculados con estructuras criminales, violadores de derechos humanos y responsables de crímenes de lesa humanidad.


La jornada del #9M se inauguró con la presentación de tres Acciones de Amparo en la Corte de Constitucionalidad -CC-, por la Plataforma de Víctimas y Sobrevivientes del Conflicto Armado Interno y la Asamblea Social y Popular -ASP- en coordinación con el Bufete para Pueblos Indígenas, contra la Corte Suprema de Justicia -CSJ-, por incumplir la orden de la CC de no promover antejuicios contra la magistrada Gloria Porras y el magistrado Francisco de Mata Vela, y contra el Congreso de la República por nombrar a Dina Ochoa y a Luis Rosales, quienes adolecen de las cualidades y la honorabilidad para ser magistrados constitucionales.


“Vemos que el Pacto de Corruptos quiere avanzar y evitar que Gloria Porras -designada por el Consejo Superior Universitario de la Universidad Pública- sea magistrada de la CC”, dijeron los denunciantes. Asimismo, adujeron que: “Todos sabemos que Luis Rosales es diputado y tiene intereses vinculados con el Pacto de Corruptos y Dina Ochoa ejerció tráfico de influencias con sus pares magistrados de la CC al promover la firma del Acuerdo llamado Tercer País Seguro en Estados Unidos; por eso consideramos que ellos no debieron ser nombrado magistrados”, expresaron.


En el segundo día, #10M, se realizó un plantón frente a Casa Presidencial y se condenó el nombramiento de la Secretaria General de la Presidencia, Leyla Lemus, por el presidente Alejandro Giammattei y su Consejo de Ministros. Asimismo, la designación por parte de la CSJ de Roberto Molina Barreto, quien fue candidato a vicepresidente del partido político VALOR, que propuso a Zury Ríos -hija del exmilitar genocida fallecido Efraín Ríos Mont-, como su presidenciable en las pasadas elecciones. “Las ministras y los ministros serán responsables del retroceso y del saqueo a nuestros territorios ancestrales”, señalaron.


La jornada concluyó frente al Ministerio Público, en donde una delegación de las diferentes expresiones que se movilizaron se reunió con el jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad -FECI-, Juan Francisco Sandoval, para expresarle su apoyo a la lucha comprometida e incansable contra la corrupción desde la Fiscalía. “Estamos con usted, fiscal. Tiene nuestro total apoyo”, le externaron. Por su parte, Sandoval se mostró agradecido por el respaldo a su gestión y recordó que su trabajo no es favorecer a sus amistades sino garantizar el combate a la corrupción “venga de quien venga”. También exhortó a la delegación a no perder la esperanza porque “después de la oscuridad más profunda, viene el amanecer”.


El tercer día inició frente al Palacio Nacional y se enfiló hacia el Congreso de la República para rechazar nuevamente las intenciones espurias de los diputados y diputadas de retirar la inmunidad a Porras y de Mata. Posteriormente, la movilización se dirigió hacia la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas. Lideresas de las diferentes agrupaciones dialogaron con las procuradoras adjuntas Miriam Roquel y Claudia Maselli, y manifestaron su respaldo a la gestión de Rodas y a todo el equipo de la PDH.


En un acto simbólico y político, que cerró los tres días intensos de protestas, se realizó el “funeral de la justicia”. El ataúd donde yacía la justicia recorrió las calles desde la PDH hacia el Congreso, para ser incinerado frente al edificio en donde las y los diputados han traicionado al Pueblo descaradamente.


“Culminamos estas jornadas con la satisfacción de haber dado la cara con nuestra dignidad intacta. ¡Pueden cooptar las Cortes, pero jamás doblegarán la dignidad del Pueblo”, gritaron las y los pueblos presentes, quienes retornaron a sus lugares de origen, a largas distancias de la ciudad, con el compromiso y la convicción de iniciar nuevos procesos de organización y resistencia.


Categorizado en: ,


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.